MOCION DE CENSURA A ESTA BANDA DE LADRONES, YA

Ramón Cotarelo con sombrero

 

 

Moción de censura a esta banda de ladrones, ya.

 

Autor:  RAMÓN COTARELO GARCIA
Catedratico de Ciencias Políticas y Sociologia en la UNED

Hoy, la Agencia Tributaria está registrando el domicilio de Rodrigo Rato en busca de pruebas de lo que todo el mundo sospecha y da por descontado, que el pájaro es uno de los mayores ladrones de esta presunta asociación de malhechores llamada PP, presidida por un supuesto corrupto que lleva veinte años cobrando sobresueldos en B y cuatro mintiendo, engañando a todo el mundo y corrompiendo la vida pública española hasta extremos que nadie puede ya aguantar. Lo sorprendente es que este sujeto, que compartió mesa de consejo de ministros con el tal Rato y lo hizo luego nombrar presidente de Caja Madrid, igual que confirmó en sus cargos a los no menos presuntos ladrones Lapuerta y Bárcenas, no haya sido ya llamado a declarar en alguno de los procedimientos judiciales por corrupción que anegan el país y que la policía no esté registrando su domicilio en La Moncloa.
Rato, a quien apoyó todo el PP entusiasmado para la presidencia de Cajamadrid, tiene un historial que daría para una saga en donde la incompetencia iría de la mano con la granujería. Fue el hombre del milagro económico con el que otro siniestro personaje, Aznar, quiso engañar al país, como trató de hacerlo al servicio de los yanquies con las mentiras sobre las “armas de destrucción masiva” en el Irak y como insistió con denuedo con motivo del atentado del 11M, ayudado por Acebes y Rajoy, quien tenía “la convicción moral de que había sido ETA”. Un espantoso atentado del que Aznar y su gobierno son y serán para siempre políticamente responsables.
Alguien todavía tendrá el morro de sostener que se trata de casos aislados, excepciones personales, ovejas negras. Alguno de esos periodistas mercenarios, que cobran cifras astronómicas por recitar lo que les dicen, insultar a quienes se les ordena y embadurnarlo todo para ocultar las fechorías y robos de quienes les pagan con dineros públicos.
Pero no es cierto. No son casos excepcionales. Es algo estructural. Suficientemente claro está ya en sede judicial. El PP no es propiamente hablando un partido político sino algo más parecido a una asociación de malhechores. Sus miembros están él para forrarse, como ya han confesado en alguna ocasión. El gobierno no es un órgano al servicio del bien común sino un grupo de apandadores que busca su beneficio propio y el de sus allegados y amigos a base de expoliar lo público, privatizarlo y quedárselo.
La última muestra, la desvergüenza con que el sobresueldos, presidente del gobierno, promueve una reforma legal para despojar a la colectividad de los registros civiles, actualmente públicos y gratuitos y entregarlos como un botín para los registradores, siendo él y varios de sus hermanos, beneficiarios directos de este nuevo expolio.
¿Qué más hace falta para que los partidos de la oposición reaccionen como es su obligación y presenten una moción de censura a esta pandilla de presuntos chorizos? ¿No ven ustedes que, de no hacerlo, acabaremos por creer que son ustedes cómplices o beneficiarios directos?

 

Publicado por Ramón Cotarelo
Catedratico de Ciencias Políticas y Sociologia en la UNED.
Anuncis

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

S'està connectant a %s